EL SUEÑO DE ALEJANDRIA

O thou who hath
the fatal gift of beauty…

Lord Byron

Oh tú, que tuviste el don fatal de la belleza…la belleza. Casi siempre, una impresión captada por los sentidos. Pero hay otra. Interna, oculta, a duras penas desvelada, hermosísima en su primigenia esencia. Belleza del alma, innata, y por lo tanto, eterna.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Lo que fue. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s