EL CANTO DE AMOR DE GRAINNÉ

Duerme un poco, un poquito, porque no debes temer nada en este mundo, hombre a quien he dado mi amor, Diarmaid, hijo de O´Duibné.

Baladas osiánicas, Duanaire Finn.

Una de las más antiguas baladas celtas que cantan al amor. La dama vela el sueño de su amado. Suele ser así: el amante, para descansar sin temores, debe tener al lado a alguien que conjure los peligros. Velar el sueño del amado: el amado se entrega al amante, en cuerpo y alma, en la placidez onírica del sueño. Y el amante le protege. Por siempre jamás. Es la entrega total.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Lo que fue. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s