PIRINEO

¿Qué hacer cuando el primer amor no se olvida? Cuando forma parte indisoluble de nosotros, cuando se metió en la sangre y fluye en cada pulsar del corazón.
Una sola evocación basta para traer su color, su olor.
Y cuando el primer amor fue y es una tierra…es para siempre.
Bendito Pirineo, fuerza telúrica desatada en piedra y cielo, nieve, fuego caliente que mana de tus entrañas en fuentes de hadas, cálidos flujos de tus sagradas cavernas interiores…
Quiero volver a tí. Te sueño, te lloro. Tierra bendita, suave como una mejilla, tibia de aire tan sutil que en los pulmones se transforma en ansia infinita de nube.
Te amo, te amaré siempre. Tu hierba frescal, tus cielos cercanos, tan altos son tus montes que formas parte de ellos. Etéreo nimbo de alegría de vivir.
Sé que sólo estaré contigo cuando muera. Pero entonces será para siempre. Tierra a la tierra, mi espíritu vagará para siempre en tus bosques.
Labios de frambuesa besarán tus humedades, tus musgos, desharán la nieve en el calor de las manos que, ya por siempre, estarán llenas de tí.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Lo que fue. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a PIRINEO

  1. Gorgk dijo:

    Ve a verlo, lo añoras. Ve, te hará bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s