FLUJOS

En la corriente del río las algas, filamentosas, son cabelleras. Lisas, sin ningún enredo, orden natural. Oscilan, ondulan, modulan y a la vez son moduladas por el flujo de la corriente. ¿Quién matiza a quién? No importa. Es una interacción deliciosa, contínua, suave, amable de tantos tiempos, de tanto tiempo. Sobre la piedra erosionada por la suavidad de la corriente, casi eterna para nuestra leve corporeidad, tan limitada, tan corta es nuestra existencia.
Ser flujo, ser agua. Moldear, abrazar, ser uno con el alga. Suave. Todo uno. Es.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Ella. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s