ABSOLUTA

Pensé que no sería posible. Que era tan sólo un sueño dentro de otro. Una quimera, como aquellos seres imaginarios, hermosos en su monstruosidad. Pero no, no era un sueño, y la realidad me asalta, me sorprende con la revelación, deliciosa, de que mi deseo era materializable, existía en la esperanza eterna de la irracional locura: encontrar a alguien que me pudiera entender sin hablar, que con una mirada llegáramos al fondo de nuestro pensar, de nuestro sentir. Aquella comprensión sublime que para algunos es mística comunión con la divinidad. No, puede hallarse, materializada, la esencia del ser que se entiende a sí mismo y que es capaz de entender a alguien que comparte no sólo pensamiento, sino alma, ser, esencia. Esa es la verdadera definición de alma: la esencia sublime de la comprensión absoluta en la mirada del otro.

Alfredo Fernández.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Ella. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s