TRIUNFO

He visto cosas hermosas, pero ésta lo es en extremo. Un amor de juventud, quebrado por intereses, por sumisiones, por obediencias familiares.

Años pasan, toda una vida casi. Infelicidad, desencanto. Finalmente, el hastío, el desamor.

Y renace el amor pasado, como si una vieja parra, ya derrotada por los elementos, cansada de un vigor falso, reviviera tras una larga lluvia, empujada la savia desde las entrañas de la tierra hacia los brotes incipientes, que en realidad nunca murieron: sólo estaban dormidos.

El triunfo del amor. Veo risa, ilusión, aletear de luminosa energía alrededor de dos seres que encarnan la perseverancia de la química, la física, la eternidad de algo que subyace y sostiene a la materia por debajo de su ser.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Lo que fue. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a TRIUNFO

  1. Gorgk dijo:

    La vieja parra. Retorcida y torturada. Brota de nuevo. Como el hombrecillo verde, una y otra vez renacerá. Eternamente.

    • joiadamor dijo:

      Es así. Pero la destrucción avanza. Ya pasó con los cátaros. El fuego, Gorgk. Lo destruirán todo. Los intentos de renacer se ahogan, una y otra vez. Aunque tal vez deba ser así. No lo sé, amigo, no lo sé.

      • Gorgk dijo:

        Pero pase lo que pase, siempre tendremos nuestros mundos interiores. Tan válidos como los otros. Porque SOMOS NOSOTROS. Porque cuando muramos, ya nadie se acordará de nosotros, ni nosotros seremos ya conscientes del mundo. Por lo tanto, es una ilusión, Joia, solamente una ilusión. Cruel porque somos conscientes de ella, de nuestra finitud. Y por lo tanto, frente a la crueldad, tenemos el derecho de crear, de ver, de vivir otras vidas tan ilusorias como esta.

  2. Gorgk dijo:

    ¿Y las palabras?

    • joiadamor dijo:

      Es curioso. Tú las anhelas.
      La palabra es flujo de comunicación, flujo de información en paquetes discontínuos. Es como la energía cuantificada. Empaquetada en cuantos. Se puede entender así, como un flujo discontínuo. Una paradoja hasta cierto punto.
      Si la física es tan poco explícita, ¿me pides tú ser más explícita que ella?

      • Gorgk dijo:

        Por supuesto que no, por Dios, pero pienso que si investigamos en esa dirección encontraremos alguna respuesta. Estoy leyendo sobre el Universo, y la posibilidad de hacer que gire a nuestro alrededor según parámetros de la física cuántica. Pienso que yo soy, en estos momentos, un buen ejemplo de que si algo se desea con toda la fuerza de la mente, el corazón y las entrañas, se puede conseguir…al menos incipientemente. ¿Piensas que esa fuerza que permite interaccionar así es el amor?

      • joiadamor dijo:

        En una primera aproximación, parecería que sí…pero no estoy segura de eso. Si el amor tuviera esa preponderancia fantástica que se propugna, todo iría mucho mejor…no parece que sea el caso. Hay una energía que puede ser utilizada, pero que su motor sea el amor no me acaba de convencer del todo. Otra cosa es que la idea de flujo cada vez se me difumina más…¿te acuerdas de la historia aquella del be water my friend? El agua no es un continuo, lo parece, pero su estructura es molecular, y por lo tanto, discontínua. ¿Cómo pasa a ser vista como un contínuo fluído? Por la interacción de las moléculas a través de puentes de hidrógeno. Es por lo tanto una fantasía: un discontinuo continuo. Pasa como en matemáticas con las funciones discontínuas: algunas discontinuidades son evitables, recuerda aquellas operaciones para salvarlas, mediante una especie de truco que las hace seguir, una especie de puente artificioso. Bien, es otro concepto, pero ilustra también el deseo de flujo, de continuidad. Cuando no lo hay en verdad. Por lo tanto, la teoría del campo de fuerzas se me diluye. ¿Tal vez un discontínuo de fuerzas, que saltan según…según qué? En tu campo dejo el passing shot…

  3. Gorgk dijo:

    Ufff…eso sí que es una alteración en lo que decíamos hasta ahora. El campo, a tomar viento…esta noche ya tengo en qué pensar…

    • joiadamor dijo:

      Otra cosa a comentar: el hecho de que tú estés progresando y recuperando movilidad no es ningún milagro, según el concepto que la gente suele tener de tales hechos: es algo natural, estimulado por tu voluntad, puesto que la sección de la médula no fue total y por lo tanto es recuperable. Lo que sí que interviene es la voluntad, como digo; y que ésta esté estimulada por alguna conciencia superior de triunfo, no te lo discuto: pero es porque puede ser. Una de mis frases favoritas: lo que es, es porque puede ser. No hay milagros: hay percepciones parciales. Otra de mis frases favoritas: por mucho que pienses en un elefante rosa…no existe el elefante rosa.
      Muchas personas durante la Edad Setentera usaron psicótropos, con la excusa de que les habría la percepción y les permitía acceder a otros niveles de conciencia: nada más falso. Estas sustancias alteran la química cerebral de neurotransmisores, por lo cual distorsionan, pero no abren nada. Eso si, no se lo digas a esta new-age, porque se te tiran a la yugular…que hay campos ocultos de percepción, no lo niego, pero son ocultos porque nuestros sentidos no los pueden captar. Por ejemplo, el magnetismo. Pero eso no quiere decir que los puedas captar porque te fumes un tripi.
      Voluntad consciente. Ésa es la clave. Sin milagros. Por eso lo tuyo es doblemente meritorio.
      Y animín, porque nos espera la excursión, tú verás. No es por meter presión, ¿eh? 😉

  4. Gorgk dijo:

    No quiero ser un estorbo para nadie, Joia. Y la silla.
    Voluntad. Pero mi voluntad se ha despertado por algo. Voluntad consciente, dices. Consciente de algo.
    Sigo en ello, no dejo de ir avanzando un poquito más cada día.

    • joiadamor dijo:

      Gorgk, hijo, que estás hablando conmigo…
      Si no quieres ser un estorbo para nadie, no lo seas. Si yo te he propuesto ir de excursión, bastante tonta sería perdírtelo si no quisiera que vinieses. Digo yo que no me tendrás en tan baja consideración…:o
      Voluntad. Pero al tanto: que te apoyes en algo no es ni bueno ni malo. Lo imprescindible es que te esté sirviendo para avanzar. Eso sí, llegado el momento, lo bueno de los apoyos es que puedan dejarse de lado y seguir caminando sin ellos. Porque al fin y al cabo han sido sólo un catalizador, una energía de activación para tí. Se me representa ahora la imagen de aquellos cohetes de la NASA que en despegue llevan aquellos depósitos de combustible, y que cuando ya salen de la zona de atracción de la gravedad terrestre, se desprenden, suavemente, dejando al cohete a su libre albur.
      Me gusta esa imagen¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s