ALGUNOS HOMBRES BUENOS

He tenido la suerte, durante mi vida, de encontrar hombres buenos. Hay mujeres que no han disfrutado de tal placer. Mujeres que son despreciadas, ignoradas, cuando no humilladas y vejadas por supuestos compañeros que las utilizan, pura y simplemente, como empleadas del hogar. O como juguetes sexuales.

Hombres buenos. Dulces criaturas que tienen el don de la bondad. Bondad, qué hermosa palabra. Tolerancia, sonrisa, comprensión. Algunos de estos hombres son naturales, a los cuales todo esto les es dado simplemente por ser, por existir, no por artificios del pensamiento. Estos hombres son muy difíciles de encontrar: yo gozo compartiendo mi vida con uno de ellos. Otros son inteligentes, de clarísimo raciocinio, y elaboran deliciosas teorías que nos llevan a explorar mundos, a navegar por entelequias, a gozar de la física de los universos por crear. Destilan amor. Empáticos hasta la médula.

A todos, mi más sincero agradecimiento, y mi admiración.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Ella. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s