TRAVIESA

Me he propuesto un juego esta noche. Me ves traviesa al irnos a dormir. Pero no te digo nada…

Es de madrugada. La luna llena ilumina todo el entorno. La luz entra por la  ventana, que he dejado abierta a propósito, para que me despierte. Estás profundamente dormido.

Sin tocarte en absoluto, empiezo a hablarte, en susurros. Muy cerca de tu cara, seguramente sientes mi aliento. Te hablo de caricias, de humedades, de pequeñas perversiones, de tactos audaces, de sometimiento dulce y consentido…te mueves, levemente. Te cuento de mi deseo, de lo bello que eres, de lo que tu cuerpo hermosísimo representa de goce para mí, y de lo que tu alma de ser delicioso me conforta. Me río, bajito…te estás poniendo nervioso…sigo diciéndote ahora que me gustaría que me poseyeras…y ahora sí, te agitas, aún dormido, y entonces te toco el sexo, y ahí está erecto, vencedor, espléndido, y tú te despiertas apenas, y me rodeas con tus brazos, y me dices que soy una niña traviesa…

Empieza la travesura.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Su hombre. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s