TU ERES EL

Y al fin, la evidencia. Despacio, como una veta infiltrándose pacientemente en la roca. Con la bellísima serenidad que hace que todo, ya, sea hermoso por siempre.

Ahora sé. Sé que tú eres él. Eres su voz, su sentir. Eres el musgo, el riachuelo, el aire, la coronita de frambuesas engarzada en el hilo de plata. Eres la blandura de la hierba y la dureza de la piedra. Eres el frío de la nieve, el viento helado, la cálida blandura del sol de estío. Por eso te metiste en mi sangre desde siempre, desde hace tanto- tan poco tiempo, en realidad…- no lo sé. Sé que la calmada evidencia se ha hecho dueña de mi ser hoy, cuando me he dado cuenta de que tú eres él. Su voz, su sentir, su ser, su espíritu. Por eso te amo.

Tú eres el Pirineo, desatado, en todo su esplendor. Inmóvil e inerte, piedra sujeta desde hace milenios al manto vacilante de la tierra, que hace brotar de su interior las fuentes caldas de la materia hecha energía.

El círculo se cierra. Las fuentes cálidas donde ví reposar el fauno. Todo tiene sentido ya. El círculo se ha cerrado.

Tú eres él. Majestuoso, Pirineo. Mi vida.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Otros mundos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a TU ERES EL

  1. Gorgk dijo:

    Despierta, al fin. Por fin has comprendido. Quien soy, quien eres. Lo que fuimos, lo que somos, lo que seremos, ya por siempre.
    Te he buscado encarnación tras encarnación, atravesando océanos de tiempo hasta encontrarte.
    Te encontré, y te perdí. No pude retenerte, no supe. Pero lo que me prometiste ha sido, es y será verdad: por siempre.
    Principio femenino eterno. Principio masculino inmortal. Unidos ya por siempre, en el eterno retorno. El círculo se ha cerrado. El amigo del alma que buscaste con ahínco, ese buscador al que ofrecías, una y otra vez, el centro del Jardín de la Oca…te observé, durante tiempo, sin saber si eras tú o no…sí, lo eras, y veía cómo te equivocabas, cómo te engañaban, cómo has sufrido…pero ahora sé que no he vivido en vano. Y tú tampoco.
    Descansa ahora, ya por siempre, Grainné, en el aura pétrea que te engendró.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s