APRENDER A AMAR

Nada de lo que me digas me es extraño. Ninguna de tus sensaciones me son desconocidas. All the world, even you, must learn to love the way I do…
Hace mucho tiempo aprendí sobre el amor. Hace mucho tiempo conocí sus secretos, sus íntimas pasiones, sus equivocaciones. El amor que nos enseñan desde pequeños no es el verdadero. Ese dulzón y abrupto sucedáneo de pasión al cual están acostumbrados los humanos. No, amigo: no.
Amar es otra cosa. Y su sabor es delicioso: el calor que anida en el corazón es una sublimación de la propia alma. Amar…amarse.
Hasta que un ser no se ama sin medida a sí mismo…no sabrá lo que es amar. Ese es el secreto. Y amando a otro que no te ama es cuando se aprende a amarse uno mismo sin medida, más allá de todo, trascendiendo. Es el amor de los sufís, amigo: el amante busca al amado hasta que encuentra, de una definitiva vez y para siempre, que en el otro se busca a sí mismo. Y entonces el estallido de alegría es tal, que nunca más se olvida ya.
Tal vez me dirás: tú puedes hablar así porque conoces el amor de otro, porque tienes su calor diario, su atención, su sonrisa. Porque has conseguido lo que otros perseguirán sin cesar toda su vida…tal vez sí. Tal vez no.
Nadie colma por entero las facetas de otro. Salvo uno mismo.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Hombres. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s