VINO, AGUA DE MAR, ESPECIAS, MIEL…

images

La bellísima Nefertiti y su místico esposo, el faraón Akenatón.

Soy una mujer pequeñita y poco acostumbrada a las bebidas alcohólicas, así que una de mis maneras de catar los vinos y de gozar de sus características ha sido y es beberlos aguados. Esto me ha supuesto alguna que otra pequeña reprimenda por parte de algunas personas que calificaban tal acto de herejía sensorial.
Sin embargo, no dudo en que seguramente no serían tan vehementes en sus reproches si conocieran que antiguamente en Egipto era costumbre beber el vino mezclado con agua…de mar. Era todo un arte encontrar las proporciones adecuadas para que el espirituoso líquido no perdiera sus virtudes, amén de que el salado elemento no preponderara sobre el néctar de los dioses y lo hiciera incomestible.
Estos vinos se solían además aderezar con miel: la miel del Ponto tenía gran predicamento. Y se especiaban con anís, con comino. En invierno se servían calientes.
Un gozo sensorial. Para que no me riñan cuando aguo el vino…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía del Antiguo Egipto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s