UNA LIGERA IDA DE OLLA (EGIPCIA)

Estimado y siempre bien ponderado Anntares:
si bien la presente podría ser una especie de lamento degenerativo, he decidido, después de ver el hermoso día que se nos ofrece a nuestro goce y disfrute, que sea más bien una loa a la vida.
Al fin y al cabo, la vida es lo único que conocemos…
Resulta que ayer fue el primer día en toda mi vida en el cual rechacé el enorme goce de ir a realizar mi paseo vespertino.
Me duelen las piernas, como ya te avisé hace tiempo. Un dolor sordo, apagado; una especie de suave agotamiento que conduce al entumecimiento. No puedo caminar.
Esto, que pudiera en principio parecer algo nefasto, y que sin duda lo es, -preludio y anuncio de futuros desalientos-, me condujo, sin embargo, al dulce reposo de una tarde especial. Digamos que me dediqué a mí y a él: un suave ocaso de meriendas, de infantiles caricias, de inocentes roces.
De todas maneras, hoy he decidido probar. Y mis piernecillas me han conducido, sin ser un excesivo lastre, al lago.
He encontrado un lugar especial, de esos recónditos, del cual te ofrezco la imagen. Recuerda vagamente a Abu Simbel. Es, sin duda, clara muestra de que la Tierra es hembra. Ya me dirás sino esta vagina primordial abiertamente expuesta a la mirada atenta.Foto0230
El tema consiste en que he pensado que este verano va a ser un estío de baños y agua. Puesto que las recomendaciones amigas y terapeúticas nos llevan a la práctica de la natación y del ejercicio acuático. Y es mejor que una piscina, con sus cloros y humanidades varias.
Yendo al meollo del asunto: he pensado que este verano podemos bañarnos en este lugar. Ya veo la imagen: tú y yo alcanzando la terrera orilla, tú cayendo desde tu silla, yo con pasos inseguros de incipiente declive, y reptando cual sirénidos, nos iremos acercando al agua. Una vez en ella, ya no saldremos. Nunca más.
Para esto debemos contar de todas maneras con la complicidad de dos seres. Puesto que hasta que desarrollemos las branquias y seamos capaces de alimentarnos de fitoplancton debemos acceder a algún tipo de fuente nutricia. De esto se encargarán José de Arimatea y el Niño Divino, que nos lanzarán una vez al día sendos bocadillos de atún. Espero que se acordarán durante un tiempo, antes de olvidarse definitivamente de unos sirénidos abisales.
Te aseguro que será divertido. En los días claros como hoy, bajo el agua transparente, se observan, sumergidos, lugares fabulosos…
images

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros mundos. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a UNA LIGERA IDA DE OLLA (EGIPCIA)

  1. anntares dijo:

    Genial.
    Llevo media hora riendo sin parar.
    A despecho de que la situación no sea para muchas alharacas.
    Mira si me ha gustado, que he desprogramado la entrada que tenía para las nueve sobre un queso abacial y la he colocado más tarde, para que se disfrute más espléndidamente de la tuya.
    De verdad que es que es para…

  2. Marc dijo:

    Essageraus que sois si sois unos chavales.

  3. anntares dijo:

    Respecto a ella estoy de acuerdo, pero lo que soy yo estoy para echar la primera volada, vamos.
    Te lo agradezco de todas formas.

  4. joidamor dijo:

    Os voy a decir algo: todo esto va a servir para hacer una cosa muy bonita. Porque contra esto vamos a plantar cara, vamos a progresar, vamos a curar. Dentro de nuestras posibilidades, y todo lo que sea curable a partir de nosotros mismos. Ahora podremos saber cuán grandes somos, cuanta fuerza tenemos. Es el momento de poner en práctica lo que sabemos. Es tiempo de alegría de vivir, de disfrute, de saber que no vamos a permitir el avance del declive. Vamos a vivir.

  5. Marc dijo:

    no estáis viejos ni nada de eso. es solamente que estábais cansados porque estábais solos y eso cansa. ahora todo es diferente.
    yo también he estado muy muy cansado y eso que soy más joven que vosotros. pero ahora se que cada uno por su cuenta no consigue nada. el problema está en encontrar el donde y el con quien.
    ahora ya todo es diferente.

    • joidamor dijo:

      No dejas de tener razón. A veces la falta de compañía para trabajar en un interés común genera más cansancio que el propio trabajo.
      Gracias a tí, cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s