LA FUENTE

2013-09-01 11.49.14Me llevas a verlo, a sentirlo, a comerlo y a beberlo. A hacer sangre de su esencia. Pero he de confesarte algo: no es este Pirineo desatado, agreste, monolítico, el que tengo en el alma: sí, sé, capto su grandeza, su molosidad, su cálida atracción gravitatoria…pero dejé mi suerte en otras tierras, de suaves contornos, de caderas y senos de Madre arcana.
No siento aquí esa pasión arrebatadora; tal vez esté ya vieja, tal vez haya cedido ya…no lo sé. En todo caso, te agradezco todo, absolutamente todo.
Llévame a la Madre negra de la pizarra, a la sombra, al manantial que hace nacer el río…allí, allí, está la fuente…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sensaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s