DUNAS DE NIEVE

He rechazado una ecografía. No importa ya.

El niño árabe se sorprende; ante sus ojos la gran muralla de la sierra del Cadí se ha transformado en linde de sus sueños.
Los grandes copos de nieve ante sus ojos, ojos límpidos de aire del desierto.
-¿Qué es esto, Señora?-me dice.
-Nieve…
Y me obsequia con su sonrisa de duna infinita.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hombres. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DUNAS DE NIEVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s