LUGARES SAGRADOS

A los sitios los hace sagrados la persona que los ve. La mirada que los percibe. Los pies que los pisan. La vibración del aire que entra en los pulmones y vuelve a salir con las partículas cálidas de la vida. La voz que queda prendida entre los musgos de los quejigos.
La niebla es esta vez nuestra aliada. La Peña mató ayer a un hombre. No, no subiremos hoy. Yo ya nunca subiré. Pero tú la verás por mi. Y será, aún, más sagrada.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Ella. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s