LA CAVA UTERINA

Tan importante como las uvas que lo generan es el lugar en el cual se produce la fermentación que origina el vino. Tanto el tipo de barrica como el lugar físico que envuelve a éstas. Tal es el caso de que unos conocidos míos dejaron fermentar un barril de uva en cierto lugar en el cual un dispensador de ambientador iba dejando ir una esencia de colonia…y el vino, una vez acabado…sabía y olía a perfume. Indicar, para su tranquilidad de espíritu, que el toque bizarro no estaba exento de encanto, de todas formas.
Temperatura, humedad, luz…pero también vibraciones, sonidos…me atrevería a decir que hasta pensamientos, deben ser propios, inherentes a la cava. Y todo ello se transmite al vino.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en La Cata. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s