EL ERROR DE BASE

Pero claro…uno piensa y dice: ¿cómo que heridas? ¿Por qué la gente se empeña en pensar que el amor puede herir? No. El verdadero amor no puede herir nunca, aunque se…¿acabe? Tampoco es esa la palabra.
El uso que hacemos del lenguaje modela nuestro cerebro y la realidad que describe, de manera que es cambiando el lenguaje como tranformaremos la percepción de lo real, y por lo tanto nuestra capacidad de vivirlo.
El amor no puede herir, nunca. Porque no se acaba. Se puede transformar, variar, crecer, metamorfosearse…pero no, nunca puede herir. Sólo se hiere quien no comprende, quien no se ama.
No hay armadura porque no puede haber herida. Si comprendemos esto, seremos, por siempre, felices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sensaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s