TORO PODEROSO

toro1Los vigores primaverales ya fueron cantados por nuestros trovadorcillos hace siglos. Nada nos priva volver a alabarlos, puesto que para manifestarse necesitan un vehículo carnal, sensual, sensorial…primavera suave, de matices azules de romero, tomillo, campánulas moradas, rosadas falditas de la flor del brezo. Tan fuerte, tan fiero como es, pero suave al entrar en la húmeda delicuescencia de mi sexo fluído y translúcido. Resbala, unas veces potente ariete, otras quieto y palpitante monolito pétreo de la virilidad joven, fresca, enérgica pulsación. Sangre que llena cavidades, huecos de hiedra interior, cálida cueva donde el fauno sestea…una y otra vez, el vigor primaveral del macho se manifiesta, requiere, sonriente, la atención de la hembra, receptiva y amorosa, acariciante receptáculo del vigor encarnado en hombre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hombres. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s