LUCECITA

Las lucecitas se distinguen en un fondo oscuro. Ese fondo puede ser plácido, tranquilo remanso de cierta dejadez no exenta de desencanto. Pero la lucecita brilla, llamando la atención del que observa, haciéndole levantar la cabeza y reverdeciendo esa ilusión que, en el fondo, en ese fondo oscuro de la aceptación, era solamente espera de la alegría que era, es y será nuestra. Para siempre.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Otros mundos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s