EL SIGNO

Es sumamente inquietante, a la par que satisfactorio, constatar evidencias que nos llevan a pensar que todo se confirma, que ese tejido tenue de red de araña que se ha mantenido tanto tiempo intacto protegido por su propia improbabilidad es, al fin, en fin, real.
Uno no mira por ya sabido, porque entiende que encontrará la evidencia final, esa marca arcana que es marchamo de origen. Esa señal que, en el mismo centro de tu columna vertebral, entre tus omóplatos, me indica que eres tú. De todas maneras debes saber, amor mío, que no me hacía falta comprobarlo.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Genealogías. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s