EL HADA SALIMONDA

227Debajo del castillo de Quertinheux, una roca se abre en receptivo abrigo: es la Gruta de la Bruja. En ella habita Salimonda, una bella mujer de largos cabellos que le llegan hasta los pies, vestida con pieles de cordero. Cuando, en el día de la Candelaria, Salimonda toca su flauta (hace viento) es señal de que el invierno se acaba. Si el hada llora, (llueve), la primavera llega de forma inminente. Los pastores, para buscar su favor, le llevaban corderos como ofrenda.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Leyendas del Pirineo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s