CON LAS MANOS EN LA MASA

bnf_ms-_854_fol-_26v_-_bernart_de_ventadour_1Bernat de Ventadorn fue hijo de panaderos. Pero aprendió a trovar gracias a su protector, el vizconde Ebla III de Ventadorn. La lástima es que buscó la inspiración en la mujer del conde, Margarita de Turena; cuando el jefe se enteró, no le quedó otra que poner tierra de por medio, y fue tierra de los Plantagenet. Vida llena de aventuras, a buen seguro, que le hicieron acabar en el monasterio de Dalon, para mejor reposar.

Anuncios

Acerca de anntares

Tierra antigua pero vital, el Pirineo encierra tesoros vivos. Descubrámoslos.
Esta entrada fue publicada en Trovadores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s