MAL FINAL PARA LA BESTIA

Leyenda del Gigante Silbán y MarietaEl cuento de La Bella y la Bestia es uno de esos arquetipos que se va repitiendo generación tras generación desde tiempos ignotos. Pero esta vez no tiene un final feliz.

Silban era un ome grandizo, un chiant que vivía en Tella, en una cueva, y comía ovejas que robaba a los pastores. Se enamoró de Marieta y la secuestró, colmándola de todas las atenciones que le podía otorgar, pidiéndole a cambio que le mostrara un poco de cariño peinándole la larga y desastrada cabellera. Pero al cabo de un tiempo Marieta huyó, y Silban languideció por su nueva soledad. Los pastores le mataron envenenando la leche que bebía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Leyendas del Pirineo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s