Masonería: el Arte

masoneria-operativa

De izquierda a derecha, escoda de judío, escuadra y escoda

Desde siempre, el ser humano ha tenido necesidad de cobijarse. En tiempos primitivos, los refugios eran abrigos rocosos, cuevas, zonas boscosas, en general lugares naturales más o menos modificados por el hombre para hacerlos más confortables. Posteriormente, la inteligencia humana pasó a usar lo que el medio le ofrecía transformándolo, diseñando, creando, en definitiva. Todo este arte constructivo no es sencillo: levantar materiales desde el suelo va en contra de la fuerza de gravedad; la estabilidad es difícil de conseguir, hay que conocer íntimamente los materiales…este arte, pues, es complejo. Y todo lo complejo requiere conocimiento práctico, progreso, ensayo y error, maestría, al fin y al cabo. Porque el maestro llega a serlo cuando, o bien aprendiendo por sí mismo ha identificado todas las fuentes de error y sabe cómo evitarlas, o bien porque otras personas le han enseñado a seguir el camino acertado. Cálculos, arcos y bóvedas, contrafuertes, cimientos…todo el arte constructivo es, realmente, un corpus de conocimiento. Así nació el gremio de los Constructores, personas capaces de construir desde una cabaña de piedra hasta una catedral. Sus herramientas eran el símbolo de su hacer manual; y en la cofradía o hermandad se guardaban los conocimientos de construcción, los cálculos que permiten crear a la escala adecuada, aplicar la matemática arquitectónica para edificar desde lo más sencillo a lo más complejo. Este es el origen de la masonería: mason significa constructor.

Si bien la masonería en su inicio era eminentemente una agrupación de personas para llevar a cabo tareas prácticas, es decir, era masonería operativa, con el tiempo se derivó hacia una masonería especulativa, o sea, una sofisticación filosófica del arte del constructor, entrando ya en conceptos como Dios como Supremo Arquitecto del Universo. De los saberes de la masonería especulativa se ha derivado toda una serie de logias o agrupaciones que postulan orígenes determinados y caminos concretos. Pero debemos saber que en su inicio, el arte de la masonería era el arte práctico de construir, aplicado desde la pared de piedra que sostiene un margen de cultivo hasta la pirámide de Keops.



aaamallazo4cuc3b1asescodaSegunda jornada del Curso de Construcción con Piedra Seca. El grupo está dirigido por los maestros Josep María Navás y Jordi Martí. Se trata de construir un margen de piedra en el talud del castillo. Pues manos a la obra: nos organizamos espontáneamente en pequeñas brigadillas, y vamos realizando las tareas marcadas: primero, excavación de una zanja para asentar la primera hilada de piedras; luego, colocar los hilos que harán de niveles; posteriormente, ir colocando las piedras, las más grandes abajo, las medianas, arriba: construir, arriba, venciendo la gravedad…dos cosas hemos aprendido hoy: la técnica de construcción y  acaso algo muy importante, arcano: cuando el ser humano es capaz de trabajar en equipo, puede mover montañas.

piedra1 piedra-2 piedra3 piedra4

Anuncios